Filosofía Educativa

UNA FILOSOFÍA EDUCATIVA DE SUMA IMPORTANCIA


En la actualidad el ser humano se ha preocupado por formar diferentes instituciones, las cuales se encarguen de cubrir las necesidades básicas de la misma sociedad.

Una de estas instituciones es las escuelas, (primaria, secundaria, preparatoria y nivel superior), las cuales se encargan de cubrir una de las tantas necesidades que existen. Siendo la educación una de las mas importantes, ya que solamente se encarga de la transmisión de conocimientos, si no también de la formación de actitudes y valores, los cuales se a menudo que pasa el tiempo se vuelven una de las piezas importantes para la contribución del desarrollo y la oportunidad de superación de la persona, proporcionando un ambiente donde los seres humanos podamos mejorar día a día, y como consecuencia se logre la formación de una mejor calidad de vida, mediante diferentes experiencias intelectuales y personales, a si como artísticas y emocionales.


Hoy ante un enfrentamiento ante una sociedad como la actual, es necesario tener claro el concepto de educación, así como su finalidad para poder encontrar una verdadera filosofía educativa. El concepto de educación proviene del latín educare, que quiere decir criar, alimentar, nutrir, y exdure que significa llevar a, sacar afuera

Fullat O. (1983) la define de la siguiente manera: Es la práctica, una acción, una actividad social donde se encuentra la formación de los individuos.
En cambio Platón (filósofo ateniense, discípulo de Sócrates), define la educación como un proceso de perfeccionamiento y embebecimiento del cuerpo y del alma. Desatacando tres funciones principales que a pesar de haberse hecho hace veinte siglos, aun esta vigente; estas funciones son:

·        Objetivos, (la formación del cuidadano).
Metas, (formación del hombre virtuoso).
Fines, (la preparación para la profesión).



Por otro lado Josef Gottler, en su obra pedagógica sistemática, el fin de la educación es que el educando llegue a poseer la capacidad y la buena voluntad necesaria para llevar a una vida valiosa dentro de los círculos que circumcriben la existencia humana...Donde el ideal de la educación sea una saludable armonía del saber, el querer y la destreza, se sintonicen mutuamente para lograr las aptitudes individuales, ayudando en lo profesional y en el estado de la vida que se aconsejen elegir.



Así mismo la necesidad de un progreso continuo, ha hecho que el pensar humano este en constante investigación en los escondrijos del saber, encontrando con esto una pieza importante por trabajar, siendo esta la filosofía de la educación, la cual indudablemente brinda ayuda al maestro a encantarse así mismo y adquirir una visión clara de las necesidades que ayuden con una aportación al desarrollo de la humanidad, la cual en todo y cada uno delos sentidos sea positivamente.

Actualmente la persona que decide ser un formador es importante que se tome en cuenta que la educación es el pilar, más grande, para el perfeccionamiento de la vida. Por ello es necesario tomar en cuenta que un formador que no cuente con una filosofía de la educación es por consecuencia un mal formador, la cual a s vez va formando consecuencias culturales, éticas, morales, así como las sociales, todo esto para el detrimento de la humanidad.

El concepto de filosofía en lo actual ha tenido un enriquecimiento con prácticas y experiencias educativas, donde la búsqueda de la reflexión y los valores han logrado un mejor proceso educativo. En la actualidad ante la filosofía educativa se encuentra diferentes incógnitas, pero esto siempre ha sido así, a diferencia del pasado hoy se encuentran diferentes medios y alternativas que ayudan al entendimiento y practica de una filosofía educativa.

El buscar aclarar la importancia de una filosofía educativa es para lograr que la formación de generaciones actuales y futuras, logren alcanzar una profesión u oficio que tenga sentido.

Una frase de José Guadalupe de la Mora, quien en su obra “esencia de la filosofía de la educación” presenta una frase que dice...Que tremenda responsabilidad del maestro. Ser luz o ser oscuridad. Esta concepción de filosofía, presenta cimientos básicos de la filosofía de la educación, así como la proporción de que la persona individualmente genere su propia filosofía, apropiando con esto el proceso educativo.

Actualmente hay una gran variedad de principio que van orientados hacia una filosofía la cual trata de explicar, definir y construir la educación, llevando siempre un esencia de la indagación de los fines educativos y su vínculo con la vida humana. Cabe mencionar que la filosofía educativa también va orientada en las respuestas del educador con respecto a su actitud y a los valores que este efectúa.



Cabe mencionar que la filosofía actual de cada uno de los educadores, se encuentra en un circulo de función ya que se dificulta responder a las siguientes interrogantes: ¿Cuáles son los objetivos de la educación?, ¿para que se educa?, ¿con que fin se educa?, las cuales en el momento que planteen y contesten cada educador, en cada una de nuestras actividades, se podrá alcanzar un desarrollo que haga a un mejor individuo, una mejor actividad y por consecuencia una mejor sociedad.

José Guadalupe de la Mora, en su obra esencia de la filosofía de la educación, anuncia tres problemas que generan las desorientación de la filosofía educativa. “El problema de la realidad esencial; el problema relativo a la naturaleza de la verdad y la validez del conocimiento, así como el problema acerca del origen, naturaleza y destino del hombre”.

Entonces es preciso implementar una verdadera filosofía, la cual reciba una adecuada orientación que ayude al logro de una ciencia de la educación y que a su vez logre una clara filosofía educativa. Por ello es conveniente examinar las tareas de la educación.

La aplicación de la filosofía de la educación tanto en la actual actividad educadora como en el estudio pedagógico, ambos están vinculados con una representación del hombre, donde en gran medida las teorías han cobrado mayor incremento en el sentido antropológico.

El ser humano ha sido objeto y sujeto al cambio y a la ansiedad desde tiempos pasados. El alemán Mart Scheler (1978-1928), se ha preguntado ¿qué es el hombre?, ¿qué lugar ocupa el ser humano?, así mismo la tares educadora contribuye a la comprensión histórica del ser humano y viceversa, pero cabe destacar que existe una gran polisemia de su significado, ya que existe una antropología física, social, cultural, psicológica, filosófica, entre otras.

Gehlen, Plessner, Landmann entre otros han hecho notable las aportaciones antropológicas, filosóficas , la cual destacan como una doctrina metafísica y arrancando de las antropológicas positivas, se refiere a todos los conocimientos aquello que hace lo posible y que da sentido al ser humano.

La antropología educativa además de guiar ay hacer o educativo, también relaciona la multiplicidad de saberes acerca de la acción educativa, en la cual se tenga al hombre como modelo por cambiante que este sea. Cabe destacar que el objeto antropológico del proceso educativo filosófico, el hombre y la existencia, muestran n sentido pero a su vez tienen encuentra que el hombre jamás termina de generar al hombre, sabiendo con esto que el hombre es insaciable e infinito, ante la conciencia del progresó formación.


Por otra parte algunos han sostenidos que la educación tendría que ocuparse exclusivamente de los fines educativos. Pero es importante tomar en cuenta que la teleología es importantísima ya que es parte del logro de una filosofía de la educación.

Para los profesores Sarramona y Fernández,(la educación; Ed. CEAC; Barcelona), hacen notar como os intentos de proponerle a la educación valores-finalidades; dé tipo general y apto para todas las civilizaciones , acaban brindando vaguedades tan notables como: perfeccionamiento, moralidad, formación, etc.

La teología no es más que el fin o el perfeccionamiento que se busca, en el alumno, tanto de parte de la institución como del mismo educador, todo esto para el fin de lograr que el alumno se integre en el oficio que realiza, en la institución a la que asiste, a si como en el contexto en el que se desenvuelve.

Lo inevitable es no se puede educar sin haber propuesto algo, así como esto sea la mejor propuesta. La historia filosófica educativa es cuando se educa a alguien para algo, haciendo notar la antropología, la teología y la epistemología. Donde la teleología educativa distingue entre valores-finalidades, haciendo un proceso educativo.

Donde la naturaleza de los valores a lo largo de la historia ha provocado una prolongada causa de consecuencias que se reflejan en el comportamiento del ser humano, talvez sea por no tener claro el concepto de valor, como el psicólogo Milton Rokceach (1973), habla de que valor es todo aquello de lo que valor dedicarle la vida, o parte de ella. Además de ser sumamente importante destacar el significado de la filosofía del valor, el cual se refiere a la controversia, especulación, o disertación filosófica acerca de los valores; abarcando un conjunto de doctrinas orientadas, muy diversa que tiene un tema central como: la esencia del valor.

Así pues durante muchos años la educación se ha encontrado en diferentes problemas, uno de estos problemas es la formación de valores. Como bien se sabe la educación se encarga de la formación de seres humanos; con esto va la formación de actitudes, habilidades, conocimientos y valores, los cuales es importante no tomar de manera subjetiva, mas bien deben ser tomados de manera objetiva, ya que la proporción de valores como ; el respeto, tolerancia, responsabilidad, por solo mencionar unos deben ser independientes de toda apreciación individual, ya que si no fuese a si estaría presente un conflicto difícil de sobrepasar, afectando todo a su paso en el ámbito social.

Por lo tanto se puede notar, que hay urgencias educativas que van mas haya de la adquisición de conocimientos, Platon asegura que a educación que no a con la formación de valores, no es educación, el cual se ha vuelto el problema mas importante de la educación contemporánea. Algunos estudiosos contemporáneos como Labake (1986), concluye que el hombre vive aparente de valores o al menos muy dispersos a los que le esperaría bajo la lente estrictamente filosófico, al parecer de las fuerzas sociales en conjunto de las sociedades ficticias que rodean al mismo hombre.

Por ello se presente la vital reflexión del equilibrio de la balanza escolar del saber, saber ser, saber hacer, y el saber. Es sin duda importante la concepción valor, ya que esta asigna recursos de paz o justicia, ayudando a formar individuos capaces de saber actual y elegir en esta sociedad que cada vez es más complejo a las exigencias sociales.

En la actualidad el desarrollo de la humanidad esta sellada por desequilibrio cada vez más recurrente del hombre-naturaleza-economía-mentalidad y sociedad. Por ello es preciso conocer y practicar las finalidades de la educación.

Como señala la UNESCO: “El decenio de las naciones unidas para la educación con miras del desarrollo sostenible pretende promover la educación como fundamento de una sociedad mas variable para la humanidad e integrar el desarrollo sostenible en el sistema de enseñanza en todos los niveles”.

Cabe mencionar que para que esto sea posible es importante darle una mayor importancia a estas finalidades; desarrollo sostenible y desarrollo integral, en donde implica elaborar un plan de acción con una actitud nueva en la cual se pueda lograr la modificación en todo y cada uno de los aspectos requeridos, y como respuesta a esto poder lograr la reflexión, educación, instrucción y comunicación. Así como el equilibrio de los adelantos científicos, económicos y educativos, sin olvidar el desarrollo de las comunidades.

Así mismo el mundo va depender en gran medida del modelo de vida que sigamos y aunque este a menudo no los tratan de imponer, no hay que menospreciar la capacidad que tenemos los consumidores para modificarlo,(Comin y Font 1999). Cabe mencionar que para que esto sea posible es necesario darle una mejor importancia a estas finalidades, (desarrollo sostenible y desarrollo integrar); esto implica elaborar una plan de acción, con una actitud nueva en la cual se pueda lograr una modificación en todos y cada uno de los aspectos requeridos, con estos se tratara de lograr balancear los adelantos científicos, económicos, así como los sociales y educativos sin olvidar el desarrollo de las comunidades.

Así mismo el ser humano pueda formar un grupos social donde la participación y cooperación transforme gradualmente la actitud de las personas ante la realidad, y como respuesta a esto se logre la reflexión, educación, instrucción, y comunicación, para lograr mejores individuos y por consecuencia un mejor mundo.

Para concluir, “Un mundo no se desarrolla sin la vital educación”, cabe mencionar que es de suma importancia los valores que se desarrollen tanto en las instituciones como en el contexto que se encuentra, así mismo ayuda al desarrollo de la libertad de pensamiento y de expresión, así como las normas estrictamente académicas que ayuden a la transmisión de conocimientos y a los modelos de formación. Por ello la educación debe ser un factor de resultado del progreso en general, en el cual se identifique la libertad, igualdad, capacidad racional de la persona.

La tarea de la educación de formar personalidades de mente abierta y búsqueda de la verdad, de análisis critico y de argumentación racional, es una tarea difícil, pero con el hecho de tener claro la teleología, axiología y antropología, hace una tarea más factible, la cual ayude indudablemente a la aplicación de una filosofía educativa.

Así mismo tener claro la filosofía educativa hace reconocer las demandas tanto de la sociedad como de uno mismo, lo cual lleva asumir los objetivos y funciones que un educador, para que la formación que se quiere lograr tenga y sostenga un mayor sentido.

Por lo cual es importante que el ser humano, que es una estructura educanda; le resulte importante analizar las metas, finalidades o propósitos a los cuales el ser humano se tiene la tarea de educar y humanizarse a través de los diferentes propósitos educativos.

Logrando esto como educador se habrá encontrado el concepto de una sociedad global, la cual esta estrechamente vinculada con la concepción del hombre acerca del hombre y de la vida misma, logrando con ello una actitud inquisitiva, exploratoria y comprensiva de la verdad tan compleja y relativa que compartimos en la cotidianeidad contemporánea, para así lograr una verdadera y clara filosofía educativa, llevando esto como consecuencia a convertirnos en mejores maestros y lo que es mejor mejores personas…tratando de llevar a otros al campo del saber y de la verdad.



BIBLIOGRAFÍA:

Fernando solana, Educar ¿para que?, editorial limusa, mexico 2003.

Gaarder, Joselin, El mundo de sofia, Madrid España, 1994.

Villaroel, Cesar, El circulo de la educación, caracas 1990.

Comin P, Y Font, Consumo sostenible, Barcelona.

Garcia, J, E, Una hipótesis de progresión sobre los modelos de desarrollo de educación ambiental, Escuela 37, 15, 32.


Seguidores

Contribuyentes